Vacuna COVID en embarazo y lactancia: Lo que deberías saber

La vacuna contra el COVID ya está aquí, es un hecho. En España se comenzará, teóricamente, la vacunación el 27 de diciembre, pero hay un tema sobre el que se ha hablado muy poco. ¿Qué pasa con las mujeres embarazadas o madres que están dando lactancia materna?

En este post vamos a recopilar información de calidad relativa a este tema. Allá vamos.

  • COVID Y EMBARAZO

En cuanto a la severidad del COVID en mujeres embarazadas, se ha observado que un alto porcentaje resultan asintomáticas (al igual que el resto de la población). Sin embargo, las embarazadas sintomáticas tienen más riesgo (x5) de ingresar finalmente en cuidados intensivos y necesitar cuidados especializados. Por otro lado, NO existe mayor riesgo de parto prematuro si contrae una infección por COVID durante el embarazo, pero sí se ha apreciado un aumento de alteraciones de la coagulación.

Los factores de riesgo que agravan el proceso del COVID durante el embarazo son:

  • Edad avanzada materna
  • Obesidad
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • COVID Y LACTANCIA

La severidad del COVID en las madres lactantes es equiparable a la población general. No ha podido demostrarse que el virus sea excretado a través de la leche materna, por lo que la lactancia materna NO esta contraindicada aunque contraigamos la infección por COVID. Se recomienda el lavado frecuente de manos y el uso de mascarilla para amamantar al bebé mientras la madre continúe siendo positiva en COVID.

  • VACUNA DEL COVID EN EMBARAZO Y LACTANCIA

No existe un posicionamiento claro en cuanto a este tema, sino que cada organización sanitaria, país e incluso cada comunidad autónoma han expresado sus propias recomendaciones.

Laboratorio Pfizer

El laboratorio Pfizer ha indicado que en el caso de Comirnaty (nombre técnico de la vacuna contra la COVID 10) existe una experiencia limitada en su uso en embarazadas y que solo debería administrarse en el caso de que los beneficios potenciales superen cualquier riesgo potencial para la madre y el feto. Por otro lado, en cuanto a la lactancia, Pfizer afirma que desconoce si se excreta en leche materna.

Ministerio de Sanidad de España y AEMPS

Los estudios con animales no han mostrado efectos dañinos de la vacuna sobre el embarazo, pero la información es muy limitada y no puede darse como cierta.

No se dispone de estudios en lactantes, pero no se espera que haya algún riesgo añadido.

La recomendación o no de la vacuna del COVID para mujeres embarazadas, que deseen quedarse embarazadas en los próximos meses o madres que estén dando lactancia materna es controvertida. Debería valorarse cada caso individualmente conociendo los riesgos y beneficios tanto de vacunarse como de no hacerlo.

Protocolos de Comunidades Autónomas (España)

  • Asturias

No se puede recomendar la vacunación en embarazadas de manera general, dado que pese a que no hay indicios de riesgos para la mujer o el feto, la información al respecto es escasa. Sin embargo, se podría administrar en casos de alto riesgo*. Recomiendan esperar 2 meses desde la 2º dosis hasta iniciar un nuevo embarazo. Recomiendan la vacuna en las mujeres que lactan si pertenecen a los grupos de alto riesgo.

* Se considera de alto riesgo a las mujeres que padecen factores de riesgo que podrían agravar la enfermedad provocada por COVID (edad, obesidad, hipertensión, diabetes…etc.) o a las mujeres que tienen alto riesgo de exposición no evitable (por ejemplo por su profesión)

  • Cataluña

Recomienda no vacunar a las embarazadas, evitar la vacunación en madres lactantes y esperar dos meses desde la segunda dosis para iniciar una gestación si la mujer está buscando el embarazo.

  • Navarra

Solamente hace alusión a la recomendación de esperar dos meses tras la segunda dosis de la vacuna para buscar el embarazo. No se pronuncia sobre la vacuna en embarazo ni lactancia.

  • Madrid

En embarazadas recomienda valorar la administración de la vacuna si se pertenece a grupo de alto riesgo. No se pronuncia sobre lactancia.

  • Andalucía

No recomienda en general la vacuna en el embarazo excepto en casos especiales. Recomienda esperar 2 meses tras la 2º dosis de la vacuna para la búsqueda de un nuevo embarazo. Recomienda la vacuna en madres lactantes si pertenecen a un grupo de riesgo.

-E-lactancia.org

Califican la vacuna como “Riesgo bajo para la lactancia. Bastante seguro. Probablemente compatible. Riesgo leve o poco probable”. También indican que la vacunación no debe impedir el inicio de la lactancia materna o interrumpirla.

Asociación Española de Pediatría (AEP)

Recomienda ofrecer la vacunación a gestantes que pertenecen a grupos de alto riesgo. Recomiendan la vacunación en madres lactantes pertenecientes a grupos de alto riesgo sin necesidad de interrumpir la lactancia materna.

Reino unido

Recomienda evitar la vacunación en embarazadas o mujeres que estén buscando un embarazo en el plazo de 3 meses. Tampoco recomienda administrar la segunda dosis en el caso de ya haber recibido la primera dosis y haber conocido después la noticia del embarazo. Desaconseja la vacunación en madres lactantes.

Agencia europea del medicamento (EMA)

Recomienda considerar cada caso de manera individual de cara a la vacunación  de mujeres embarazadas.

Estados unidos (CDC)

Se deja la decisión en manos de las mujeres gestantes y que dan el pecho a sus hijos, pudiendo elegir entre esperar a tener más información disponible sobre los efectos de la vacuna y aceptar la vacunación tras la propia consideración del riesgo beneficio.

No han detectado señales de alarma que indiquen que estos grupos no deberían vacunarse, ya que se trata de vacunas de ARNm y no contienen virus vivo.

American College of obstetricians and gynecologists (ACOG)

No se han pronunciado sobre su uso en embarazadas. Recomiendan ofrecer la vacuna a madres lactantes que formen parte de un grupo de riesgo.

Canadá (SOGC)

Recomienda que las mujeres embarazadas y lactantes reciban información sobre la vacuna y tengan la opción de recibirla en función de su riesgo individual. No recomiendan la vacunación universal de estos dos grupos, pero tampoco los excluyen de vacunarse dado que los individuos de alto riesgo y con enfermedades graves pueden verse beneficiados por la vacunación.

En definitiva, no existen datos concretos y fiables que avalen el uso de la vacuna COVID en embarazadas y mujeres lactantes y las recomendaciones varían enormemente entre los diferentes organismos de salud. Por lo tanto, cada mujer debería recopilar información de calidad, ser crítica con ella y valorar el riesgo-beneficio tanto de su uso como de su no uso.

Si te ha gustado este contenido, no dudes en compartirlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Rosana Martínez

Rosana Martínez

Matrona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *