Sexualidad y embarazo: Preguntas básicas

  • ¿Resulta peligroso mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

No, para nada. No hay que tener miedo, no vamos a dañar al bebé al tener relaciones sexuales. El pene del hombre nunca va a llegar al espacio donde está situado el bebé.

  • ¿Entonces cómo es el sexo durante el embarazo?

La pareja debe continuar viviendo su sexualidad libremente y como le apetezca. Puede que sientas un aumento o disminución del deseo sexual en las diferentes etapas del embarazo, es normal, influyen muchos factores: hormonales, emocionales, molestias físicas…etc. También es normal que al final del embarazo puedan surgir “incomodidades posturales”, pero siempre se puede encontrar una adaptación. La sexualidad es muy variada.

  • ¿Cuándo es el mejor momento para tener sexo?

Cuando ambos miembros de la pareja se sientan receptivos.

Generalmente, el segundo trimestre del embarazo es en el que las mujeres se sienten más receptivas de cara  a las relaciones sexuales. Esto es debido a que las molestias del primer trimestre se van desvaneciendo y el tamaño de el vientre materno aún es manejable.

  • ¿Es más placentero el sexo durante el embarazo?

Puede serlo. Ciertamente durante estos meses nuestra zona genital está más irrigada por sangre y por lo tanto más sensible, por lo que puede resultar más fácil llegar al orgasmo.

  • ¿Tener relaciones sexuales puede adelantar el parto?

Cuando mantenemos relaciones sexuales y alcanzamos el orgasmo se liberan una serie de hormonas en nuestro cuerpo como endorfinas y oxitocina, entre otras. Sin embargo, la cantidad de hormonas liberadas es demasiado baja como para provocar un parto prematuro por si solas. Esto unido al hecho de que los receptores de oxitocina del útero no se encuentran tan receptivos a dicha hormona hasta el final del embarazo, hace que el sexo no se relacione con adelantar el parto de un embarazo normal de bajo riesgo que no se encuentre a término.

  • ¿En algún momento debería detener la relación sexual?

Solamente cuando notemos dolor, contracciones, pérdida de líquido amniótico o sangrado durante la práctica de las relaciones.

  • ¿Hay algún caso en el que no se puedan mantener relaciones?

Sí. En algunos casos especiales las relaciones sexuales pueden estar contraindicadas, por ejemplo en caso de amenaza de parto pretérmino, amenaza de aborto o placenta previa, entre otros. Si es así, tu matrona o tu ginecólogo te lo harán saber.

Si te ha gustado este contenido, no dudes en compartirlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Rosana Martínez

Rosana Martínez

Matrona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *