Lo que deberías saber sobre alimentación y embarazo

Durante el embarazo deberíamos comer lo más saludable posible, por nosotras mismas y por nuestro bebé.

Aquí van algunos tips para mejorar nuestra alimentación:

  • Alimentación variada y equilibrada. No es cuestión de cantidad sino de la calidad de la comida que ingerimos.
  • Incluir diariamente frutas y verduras en nuestras comidas. Siempre bien lavadas.
  • Correcta hidratación. Unos 2l de agua al día.
  • Limitar el consumo de cafeína y teína a unos 200-300mg/día (unas dos o tres tazas).
  • Verificar qué  infusiones están recomendadas durante el embarazo y cuáles no.
  • Evitar alimentos vacíos nutricionalmente: azúcares refinados, grasas trans…etc.
  • Evitar los altibajos de glucosa, es decir, es mejor comer poca cantidad de manera frecuente, que pegarte un atracón y no comer más en todo el día.
  • No olvidarnos de incluir grasas saludables (lácteos, huevos, pescado, frutos secos..)
  • Mejor hidratos de carbono de absorción lenta (pasta integral, arroz integral, legumbre, patata) que de absorción rápida (zumos, caramelos, chocolate)
  • No debemos olvidarnos de las proteínas. Carnes, lácteos, legumbres, frutos secos…etc.
  • Carne y pescado varias veces por semana. Siempre previamente congelado y después bien cocinado.
  • Incluir lácteos pasteurizados de manera diaria.
  • No dejar de consumir sal, simplemente hacerlo con moderación.
  • Incluir en nuestra dieta alimentos ricos en hierro, yodo, calcio y folatos.
  • Lavado de manos y utensilios siempre.
  • NO tomas bebidas alcohólicas.

Todo esto son recomendaciones muy generales de cómo orientar tu alimentación hacia una vertiente más saludable. Para dudas más concretas, no dudes en consultar con tu matrona.

Además, deberemos tener especial cuidado con las dos enfermedades más comunes transmitidas por alimentos durante el embarazo: Toxoplasmosis y listeriosis. En ambos casos es importantísimo realizar una correcta higiene de manos y utensilios de cocina.

¿Qué debemos hacer para evitar la listeriosis?

  • Correcta refrigeración de los alimentos.
  • Evitar lácteos no pasteurizados.
  • Congelación del pescado.

¿Qué debemos hacer para evitar la toxoplasmosis?

Si eres de las afortunadas que ya han pasado la toxoplasmosis no necesitas seguir estas medidas.

  • Lavado exhaustivo de frutas y verduras.
  • Congelación de carne y posterior cocinado.
  • Evitar manipular el arenero de tu gato (si es que lo tienes). Esto no quiere decir que tengas que no puedas tener contacto con tu mascota, simplemente otra persona debe ocuparse de sus excrementos.

¿Y el embutido?

Se trata de un tema controvertido que da para mucho, por lo que hablaremos de este y otros alimentos que generan bastantes dudas durante el embarazo en otro post.

Si te ha gustado este contenido, no dudes en compartirlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Rosana Martínez

Rosana Martínez

Matrona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *