16 formas de aliviar el dolor de tu parto SIN usar epidural

Aún no estás de parto. Lo sabes porque has ido al hospital, te lo han confirmado y te han indicado que vuelvas a casa o bien lo sabes porque tus contracciones aún no son lo suficientemente regulares o intensas. Pero aún así, aunque no estés “realmente de parto”, tienes dolor.

Otra opción podría ser que no quieras acudir muy pronto al hospital, sino que prefieras pasar parte del parto en casa, esperando en tu lugar de confianza a que las contracciones se vuelvan muy intensas y regulares. Pero aún así, tienes dolor.

¿Qué se puede hacer para sobrellevar ese dolor de parto sin recurrir a la epidural?

En casa no hay los mismos métodos de alivio del dolor que existen en el hospital, pero sí que podéis emplear una serie de recursos para aliviar esas sensaciones dolorosas.

Vamos a dividir estos recursos en tres apartados:

Recursos antes del parto, recursos en casa y recursos aplicados por profesionales.

-RECURSOS ANTES DEL PARTO

1- Información. Se ha demostrado que las mujeres que han recibido previamente información sobre el proceso del embarazo, parto y postparto, afrontan mejor el dolor, refieren menos estrés, menos miedo y menos ansiedad y todo ello favorece la disminución de la intensidad del dolor.

2- Preparación física y mental. Cada mujer debe encontrar los métodos con los que se encuentra más cómoda para el momento del parto. Si ya hemos aprendido cómo utilizar los recursos previamente, en el momento del parto nos será mucho más fácil emplearlos de manera fluida. Por ejemplo, el método conocido como hipnoparto nos será mucho más fácil de utilizar como recurso para relajarnos durante el parto si ya lo hemos practicado con anterioridad.

-RECURSOS EN CASA

3- Libertad de movimiento. El cuerpo de la mujer es sabio. Tu cuerpo te va a pedir moverte de manera instintiva y te va a ayudar a sobrellevar mejor el dolor de las contracciones. Rara vez el dolor se soporta mejor tumbada en una cama. El parto es un proceso dinámico y requiere el movimiento del cuerpo, tanto para aliviar el dolor como para ayudar a que la cabecita del bebé se encaje, se coloque adecuadamente y con ello ayudar a que la dilatación avance y el parto evolucione.

¿Cuál es la mejor postura para sobrellevar el dolor? La que tú elijas. De pie, de cuclillas, en cuadrupedia, colgada de una liana, apoyada en la pared, sostenida por tu acompañante…etc. Lo importante es que te sientas libre para moverte.

4- Pelota de fitball. Al igual que con la libertad de movimiento, el uso de la pelota debe limitarse a lo que te haga sentir cómoda. Algunos de los movimientos más comunes son:

  • Sentada y basculando la pelvis hacia delante y hacia atrás
  • Sentada y balanceando la pelvis a un lado y al otro
  • Sentada y dibujando un símbolo infinito ∞ con la pelvis.
  • Sentada y dibujando círculos con tu pelvis.
  • Sentada y creando asimetrías pélvicas moviéndote hacia los lados.
  • En cuadrupedia y utilizando la pelota como apoyo para la parte delantera de tu cuerpo.
  • De pie y utilizando la pelota como apoyo para tu espalda contra la pared.

Estas son solo algunas ideas utilizando la pelota de fitball grande, la más conodida, y que se puede comprar en cualquier gran superficie. Se debe tener en cuenta que hay varias tallas de pelotas según tu altura. Lo ideal es que al sentarte en ella las rodillas formen un ángulo de 90º aproximadamente. Por otro lado, existen pelotas más pequeñas y con diferentes formas que se pueden emplear de diferentes maneras a lo largo del parto.

5- Hidroterapia. Los estudios han demostrado que el uso del agua, ya sea en ducha o en bañera, disminuye la sensación dolorosa, facilita la relajación y ayuda a sobrellevar mejor las contracciones del parto. Puedes elegir la opción que te sea más cómoda mientras estés en casa. Si al utilizar la ducha o la bañera las contracciones desaparecen, lo más probable es que aún no estés “realmente de parto” y tu cuerpo solamente se esté preparando para el proceso.

6-Calor local. Se suele aplicar en la zona baja del vientre o en la zona lumbar. Puedes utilizar una bolsa de semillas o una almohadilla de calor.

7- Masaje. El tipo de masaje, la localización y la intensidad va a ser a elección de la mujer y lo que le apetezca en ese momento. La parte baja de la espalda suele ser la zona más demandada. Se ha demostrado que ayudan a disminuir el dolor y a liberar endorfinas de manera natural.

8- Acompañamiento. Las mujeres que están acompañadas y se sienten apoyadas durante el parto refieren una mayor satisfacción con el mismo y una disminución de la intensidad del dolor de las contracciones. El acompañante será el que la mujer elija. Lo ideal es que se muestre comprensivo y sea capaz de cubrir las necesidades de la mujer en ese momento. Por otro lado, los estudios demuestran que cuando una mujer está acompañada por la misma matrona durante todo el trabajo de parto, disminuye la necesidad de analgesia y mejoran los resultados obstétricos.

9- Técnicas de relajación y respiración. Hay multitud de técnicas para ello y lo ideal sería haber escogido cuál se ajusta más a tus gustos y haberlo entrenado previamente. Aquí se puede incluir la respiración consciente, la meditación, el yoga, las visualizaciones…etc. 

10- Ambiente relajante. El ambiente en el que estamos nos empujará a generar adrenalina si se trata de un ambiente hostil y estresante o endorfinas si se trata de un ambiente agradable y relajante. La adrenalina no favorece nada el proceso de parto. Sin embargo, las endorfinas disminuyen la sensación dolorosa que provocan las contracciones. Para favorecer un ambiente relajante se recomienda:

  • Intimidad.
  • Comodidad.
  • Luz tenue.
  • Música o sonidos agradables o silencio.
  • Olores agradables. Por ejemplo, la lavanda.

11- Estimulación nerviosa transcutánea eléctrica (TENS). Es más eficaz durante los pródromos que durante la fase activa del parto. Se trata de un aparato que aplica una suave corriente eléctrica mediante unos parches colocados en la espalda. Así consigue su efecto al dificultar la transmisión nerviosa de la sensación dolorosa a través de las vías sensitivas.

-RECURSOS APLICADOS POR PROFESIONALES

En este caso, necesitamos un profesional sanitario para la aplicación de estos recursos. Esto puede suceder en el hospital o en nuestra propia casa si hemos contratado ese servicio de acompañamiento a la dilatación/ al parto en casa.

12- Acupuntura o acupresión. Se requiere un profesional experto en ello. Ha demostrado su efectividad disminuyendo el dolor y mejorando la satisfacción materna durante el parto.

13- Inyección de agua estéril. Se trata de una técnica más efectiva durante los pródromos que en la fase activa de parto. Se inyecta una pequeña cantidad de agua estéril en el rombo de Michaelis (zona lumbar) para que bloquee la sensación dolorosa de las contracciones. La técnica puede resultar molesta. Su efecto máximo se alcanza a los 30min después de la inyección y puede llegar a durar hasta 2h.

14- Hipnosis. El método del hipnoparto debería ser entrenado previamente por un profesional. En el momento del parto se puede realizar con un profesional o de manera autoguiada si ya lo hemos practicado previamente. Este método se centra en afrontar el miedo, la ansiedad y el dolor y disminuir su intensidad alterando el propio estado de conciencia para focalizarnos en otro punto que no sean estas sensaciones. 

15- Óxido nitroso. Se trata de una mezcla de protóxido de nitrógeno y oxígeno que se inhala a través de una boquilla. Se recomienda comenzar a inhalar antes de que la contracción se encuentre en su pico de máxima intensidad. Puede provocar náuseas o sensación de vértigo y mareo, pero estos efectos son muy breves. Tú te lo autoadministras según el dolor y tus necesidades.

16- Fármacos. Se trata de medicamentos opioides como petidina o fentanilo. No eliminan del todo el dolor. Tienen efectos secundarios como mareos, náuseas y somnolencia. No deberían usarse si el parto está próximo ya que producen depresión respiratoria del recién nacido y dificultad su adaptación a la vida extrauterina. En bastantes hospitales ya no se utilizan.

Tras haber revisado varios recursos que existen como métodos alternativos del alivio del dolor del parto, espero haber dado visibilidad a las diferentes opciones, para desmitificar la idea de que para el dolor del parto solo se puede usar la A.Epidural.

No hay mejores ni peores opciones. Las mujeres deberían informarse y encontrar el/los métodos de alivio del dolor que mejor les funcionen.  Se debe ser consciente de que hay algunos métodos que no tienen riesgos asociados, son inocuos, pero otros sí que tienen riesgos y debemos tener en cuenta si queremos asumir esos riesgos, valorando el riesgo-beneficio de las decisiones que tomamos.

Por otro lado, es clave elegir un lugar para el nacimiento del bebé que nos proporcione esos recursos que queremos para nuestro parto y que sea respetuoso con nuestras decisiones de cara al alivio del dolor durante el parto.

Si te ha gustado este contenido, no dudes en compartirlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Rosana Martínez

Rosana Martínez

Matrona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *